Encuentro de manifestantes en contra y a favor de la soberanía taiwanesa. Isma Ruiz  (20 de Marzo, Taipei)

Últimamente no dejo de leer comentarios referentes a la “batalla” entre usuarios del sistema de escritura tradicional, utilizado en Taiwan (ROC) y Hong Kong, y el sistema de escritura simplificada, utilizado en  la República Popular China (RPC) y en Singapur. Así pues, mientras la RPC y otros defensores del simplificado apuestan por éste a causa de su supuesta mayor facilidad respecto al tradicional, la ROC decide mantener el tradicional, lo que a ojos de algunos se trata más bien de una estrategia para desprestigiar a la RPC y colgarse así la medalla de ser la salvaguarda de la auténtica cultura china. Sin embargo, y dejando cuestiones políticas a parte, otros tantos también  prefieren y alaban la belleza del tradicional frente a la “poca gracia” que puede llegar a tener el simplificado. Así pues una de las primeras dudas que se puede plantear un futuro estudiante de chino antes de empezar a estudiar el idioma, además de la típica pregunta de “¿Qué será mejor? ¿Estudiar mandarín o cantonés?”,[1]otra y no menos frecuente, es la de “¿Qué me conviene más? ¿Estudiar simplificado o tradicional?.[2]

 Ante tal pregunta, tras mi experiencia  estudiando en ambos sistemas, lo que puedo decir es que los dos son importantes, y recomiendo enormemente el reconocimiento de ambos por igual. Así pues, del mismo modo que para nosotros es impensable conocer solamente la escritura en minúscula y no conocerla en mayúscula, cursiva, escrita a mano o con tipografía de imprenta; considero que para los hablantes de chino, así como para los estudiantes, también debería ser algo incuestionable. No obstante, según he podido leer en estudios de reputados lingüistas, el porcentaje de caracteres que se desconocen respectivamente a ambos lados del Estrecho de Formosa es todavía bastante considerable. Aun así,  creo que a día de hoy, este desconocimiento va disminuyendo, pues las influencias culturales entre ambos lados cada día están más presentes, aunque sea simplemente a través de los subtítulos en el cine o incluso en las letras de las canciones del karaoke, por nombrar algunos ejemplos. Así pues, sorprendentemente tanto en karaokes de China como de Barcelona uno puede comprobar que a pesar de estar regentados por chinos de la RPC, las letras de las canciones están escritas en tradicional, y sin embargo los clientes no tienen demasiados problemas a la hora de cantar sus canciones, incluso sin saberse la letra. Además, fuera de la ROC o de Hong Kong, no sólo se pueden ver letreros escritos en tradicional en establecimientos de las comunidades chinas de ultramar, por ejemplo en las Chinatown de Los Angeles o de San Francisco, sino que en la propia RPC también se puede dar con ellos, especialmente en aquellos establecimientos que quieran dar un toque de nostalgia y autenticidad en representación de su cultura milenaria.

No obstante, lo cierto es que el simplificado tiene una mayor expansión territorial, ya no sólo si nos fijamos en las enormes dimensiones del territorio bajo control de la  RPC y sus 1.300 millones de habitantes (aunque no todos hablan chino), sino que dado el gran poder de ésta a nivel global, su escritura también parece que se va imponiendo en el resto del globo. Prueba de ello son los Institutos Confucio que hay por todo el mundo, considerados por algunos académicos como herramientas de soft power. Sin embargo, a parte de éstos, el simplificado parecer ser también el único sistema que enseña en el resto de escuelas de idiomas, colegios o universidades, ya no sólo de toda Europa, sino en el resto de países no sinoparlantes, según he podido constatar al compartir aula con alumnos franceses, noruegos o alemanes, además de estadounidenses, australianos, sudafricanos o caribeños, entre otros.

Así pues, partiendo de esta base, parece ser que el simplificado es un sistema más a tener en cuenta que el tradicional, especialmente para aquel que quiera tener un conocimiento de la lengua dirigido al mundo de los negocios o a comunicarse por escrito con un mayor número de gente. Sin embargo, tampoco se puede menospreciar la importancia que presentan Hong Kong y Taiwán en la región de Asia Pacífico, con lo que conocer el tradicional tampoco está de más. Además, hoy en día son muchos los que no sólo estudian la lengua con un fin comunicativo, sino como un medio para poder profundizar en estudios sinológicos, para los cuales el conocimiento del tradicional es un requisito indispensable, dado que cualquier publicación china anterior al periodo maoísta (1949) seguro que va a estar escrita en tradicional, ya que a pesar de que anteriormente hubo otros intentos por implantar un nuevo sistema de escritura en la sociedad china, fue con la llegada de Mao Zedong al poder cuando su implantación tuvo éxito y se adoptaría como el sistema propio de escritura en todos los niveles, incluso el académico. Sin embargo, si sólo nos centrásemos en el sistema tradicional, también estaríamos limitando el área de conocimiento, pues a día de hoy son muchas las publicaciones editadas en el continente, así como las grandes fuentes de información que pueden resultar la redes sociales y otras plataformas virtuales chinas como RenRen, Weibo o Baidu. Así pues, en función de los objetivos con los que cada uno parta, le puede convenir más el aprendizaje de una lengua u otra, pero ambas son importantes además de complementarias, y en mi opinión, una es tan útil como la otra.

Llegados a este punto, también me gustaría romper el mito de que el tradicional es un sistema de escritura más difícil que el simplificado, pues desde mi punto de vista, ya no sólo no es más difícil, sino que incluso puede llegar a resultar más fácil. Si algo bueno le veo al simplificado respecto al tradicional es que es más rápido de escribir, dado el menor número de trazos, sin embargo en temas de dificultad no puedo estar de acuerdo con que el simplificado sea más fácil, ya que a la hora de diferenciar los caracteres cuando estamos leyendo, o a la hora de recordar cómo escribirlos en función de su significado, lo cierto es que a pesar del mayor número de trazos del tradicional, éste puede resultar más fácil, especialmente cuando se trabaja con la memoria visual.  Con estos ejemplos creo que se podrá apreciar claramente el porqué de esta afirmación:

Tradicional:   a) 業 v.s 亞     b) 發 v.s 友     c) 兒 v.s 幾    d) 讓 v.s 計     e) 樂 v.s 東

Simplificado: a) 业 v.s 亚     b) 发 v.s 友     c) 儿 v.s 几    d) 让 v.s 计     e) 乐 v.s 东

Tal y como se puede comprobar, mientras los tradicionales se distinguen claramente entre sí, no ocurre lo mismo con los simplificados, y es muy fácil pensar que se trata de un carácter cuando en realidad es otro que no tiene absolutamente nada que ver.

Además, si bien a nivel de información fonética los sistemas en ambos caracteres van más o menos a la par, en cuanto a la información semántica de los mismos, es mucho mayor la que aporta un carácter en tradicional, con lo que si se desconoce el significado de un carácter, en mayor o menor medida, a uno le resultará más fácil tener una idea de su significado si este está escrito en tradicional.

Otro problema que presenta el simplificado relacionado con la información que nos da sobre su significado, y que no se da en el tradicional, aparece a la hora de identificar las claves semánticas (también conocidas como radicales) de los caracteres. Por ejemplo, a pesar de que en simplificado el carácter se escribe igual que en tradicional, cuando éste se transforma en clave semántica del simplificado pasa a escribirse , mientras que en tradicional conserva su forma original. Así por ejemplo, la palabra 語言 (idioma), al escribirla en su versión simplificada se convierte en 语言, modificando sólo su forma en la clave del primer carácter, mientras que el segundo se mantiene intacto. Otro ejemplo lo podemos ver en el verbo 說話 (hablar), cuya versión simplificada pasa a ser 说话, ya que en los dos caracteres que componen la palabra el componente言 funciona como clave, con lo que en ambos cambia su forma. Así pues, esto puede resultar un problema para el estudiante a la hora de identificarlas y aprender palabras nuevas, pues la información semántica que le puede aportar la clave en tradicional, en la versión simplificada se pierde si no conoce la simplificación de la misma. A priori puede no parecer algo tan problemático, si damos por hecho que siempre se sigue el mismo patrón, tal y como dan a entender algunas webs que enseñan  “cómo pasar de escribir en chino simplificado a chino tradicional”. Es decir, si la clave 言 en simplificado siempre se escribe讠, pues te lo aprendes una vez y problema resuelto, ¿no? Desgraciadamente la respuesta es NO, ya que este patrón de simplificación no siempre se cumple, y por ejemplo el carácter 謄, cuya clave semántica también es 言, en su versión simplificada se escribe 誊, perdiendo el componente 月que aparece a la izquierda del mismo, mientras que mantiene intacta la forma de la clave original.

A su vez, también nos podemos encontrar con que hay componentes que en tradicional se escriben diferente, y sin embargo en simplificado se escriben igual, e incluso que en tradicional se escriben igual y se simplifican de forma diferente. Por ejemplo, los caracteres 對 y 歡, cuyo componente de la izquierda es distinto en ambos, en su versión simplificada, 对 y 欢 respectivamente, pasan a tener el mismo. Lo mismo ocurre con los caracteres 漢 y 雙. Mientras que el primero en simplificado se escribe 汉, es decir, el componente de la derecha se transforma en 又 (que a su vez también se trata de un carácter independiente tanto en tradicional como en simplificado), el segundo se escribe 双, compartiendo el mismo componente que 漢 en la derecha, y el mismo de los dos anteriores en la izquierda, a pesar de que la escritura de todos ellos en tradicional es diferente. Así pues, si bien los “trucos” aportados por esas páginas a las que hago referencia pueden ser útiles en cierto momento, también pueden llegar a complicar las cosas y confundirnos, y tal vez lo más efectivo sea estudiar los caracteres directamente en lugar de tratar de seguir un mismo “patrón de adaptación”. De este modo, a todo aquel que se quiera introducir en el mundo del tradicional, lo único que le puedo recomendar realmente es estudiar los caracteres uno a uno.A través de esta web podéis ir haciéndolo por vuestra cuenta si no tenéis oportunidad de venir a Taiwán o a Hong Kong a estudiarlo con profesores y libros de texto en tradicional.

Por otro lado, ahora que las TIC están a la orden del día si os encontráis con un texto escrito en tradicional (o en simplificado) existen herramientas informáticas que os pueden ayudar a pasar en un segundo de un sistema al otro. Por ejemplo, la última versión de Word o el LibreOffice 4.2 (versión libre de Microsoft Office) incluyen esta opción. Es tan sencillo como seleccionar el texto y hacer clic en Herramientas > Idioma > Conversión de Chino, y una vez ahí seleccionar la opción deseada. Además incluye la opción “Traducir términos generales” que lo que hace es traducir aquellas palabras que se utilizan en la china continental por aquellas otras que se utilizan en Taiwán, sin embargo, esta opción no siempre es perfecta. A su vez, la introducción de caracteres mediante el sistema de escritura en pinyin no cambia, sino que es siempre el mismo independientemente de si se quiere escribir en tradicional o simplificado, así que escribir en uno u otro con un ordenador tampoco ha de suponer ningún problema. Por ejemplo, con Google Pinyin cambiar de un sistema al otro es tan sencillo como pulsar Ctrl + Mayúscula + T.

A modo de conclusión, cada sistema tiene sus pros y sus contras, y a pesar de que digo que el simplificado no siempre es más fácil que el tradicional, es innegable que entre escribir 幾 o 几, la versión simplificada es más rápida de escribir si se escribe a mano. No obstante, si lo escribimos con ordenador esta diferencia es totalmente inexistente. Sin embargo, a la hora de la lectura y el aprendizaje de nuevos caracteres, se ha visto que no es oro todo lo que reluce, y a pesar de que en primera instancia el simplificado pueda facilitar las cosas al trabajar con pocos caracteres, cuando se adquiere un mayor conocimiento de la lengua, este sistema puede acarrear varios problemas, lo que hace que en cierto modo pueda ser más efectivo, y en definitiva menos problemático, el uso del tradicional. No obstante, es cierto que a ojos del alumno no iniciado, tal vez le parecerá que el simplificado le simplificará (valga la redundancia) el aprendizaje y al encontrarse un carácter como 双, no se asustará tanto como si se encontrase 雙. De hecho, facilitar su aprendizaje fue precisamente el motivo por el cual la RPC decidió adoptar este sistema dado el bajo nivel de alfabetización de su población, considerando que de este modo se podría alfabetizar a un mayor número de gente. Sin embargo, ha quedado demostrado que esto no es así, pues en Taiwán se mantuvo el sistema tradicional y los porcentajes de alfabetización de sus residentes estaban muy por encima del de los habitantes de la RPC.

De este modo, animo a todo el mundo a aprender ambos sistemas y no asustarse a enfrentarse al tradicional, que era uno de mis mayores temores antes de venirme a estudiar Taiwán, con lo que con tal de venir preparado y no tener dificultades en la adaptación al nuevo sistema me pasé el verano buscando esos métodos de “cómo pasar de escribir en chino simplificado a chino tradicional”, de los cuales ahora reniego. Así pues, no os preocupéis, de verdad. Adaptarse a un nuevo sistema es muchísimo más sencillo de lo que a priori pueda parecer, además que muchos de los caracteres más frecuentes mantienen su forma original y otros tampoco varían tanto, y el “cambio de chip” entre uno u otro es relativamente sencillo. Eso sí, para mí que ahora estoy acostumbrado a escribir como lo hacen los taiwaneses, creo que va a ser más difícil volver a utilizar el simplificado cuando lo necesite, que lo que fue el adaptarme al uso del tradicional al llegar a Taiwán, y no precisamente por la dificultad que el cambio de sistema en sí mismo pueda suponer, sino por el apego que le he tomado al tradicional. Además, con las facilidades que nos ofrecen las TIC hoy en día, al final el problema de si escribir en uno u otro se limita más bien a una mera cuestión de gustos, y como dice el refranero popular “ante gustos no hay nada escrito”, ni en simplificado ni en tradicional.


[1] Es importante recordar que si uno se quiere dedicar a trabajar con hongkoneses o con gente de Guandong, una de las provincias más ricas y con más industria de China, así como con otros tantos chinos de ultramar residentes en los Estados Unidos, el cantonés es mucho más útil que el supuestamente hegemónico mandarín. En mi caso, y dado a mi gran afición por el cine “Made in Hong Kong”, en caso de haber tenido opción de escoger cantonés en la carrera de Estudios de Asia Oriental, la verdad es que hubiese tenido un importante dilema.

[2] Siempre y cuando se tenga constancia de la existencia de los dos sistemas de escritura, claro, ya que son  muchos también los estudiantes que se inician en el estudio de la lengua sin previo conocimiento de ello.

*Este artículo fue publicado en Yuanfang Magazine.

** Un apunte a partir de los comentarios recibidos tras la primera publicación:

Me han comunicado que tanto en la Universidad de Rennes 2 como en la Universidad de Salamanca sí que enseñan chino tradicional. Si sabéis de más lugares fuera de Taiwán o Hong Kong que lo enseñen, no dudéis en aportar la información. Muchas gracias de antemano!

Gracias a Floriane Van Dijk y a Xiani P.Ch. 鄭夏霓 por los datos!

Si te ha gustado la publicación y crees que le puede interesar a alguien, por favor, compártela! También puedes dejar un comentario más abajo, así como seguirme en mi Blog, en Twitter o en mi página de noticias en facebook! Muchas gracias!

Visitas: 994

Etiquetas: Aprender chino, Chino, Estudiar, china, escritura, simplificado, tradicional

Comentario por Maria Lopez 曼莉亚 el abril 25, 2014 a las 3:12am

Isma, como ex-estudiante de mandarin en Beijing pero residiendo en HK me enfrento al "cambio de chip" para empezar a leer tradicional (no a aprender cantones de momento porque me parece un universo paralelo al putonghua) algún libro que recomiendes a parte de esa web?

Gracias y un saludo vecino!

Comentario por Isma Ruiz - Approachingtotheeast el abril 25, 2014 a las 5:02am

Libros "para aprender tradicional" no tengo constancia de que existan, aunque seguro que algo habrá. De todos modos, creo que estando en HK no lo debes tener muy difícil para conseguir libros de texto escritos en tradicional. Lo que puedes hacer es pillarte uno de nivel intermedio e ir estudiando el libro por tu cuenta, aunque ya conozcas todo lo que aparezca en él, pero acostumbrandote a los nuevos caracteres. Aquí en Taiwan los libros de texto más "reconocidos" son los de la colección "Practical Audiovisual Chinese". Es el que yo uso en mis clases normales de chino. No tengo el enlace a mano, pero sé que andan por internet en pdf, si no quieres comprarlo en papel. Por otro lado, otra opción es este  http://thedailybubbletea.com/2007/12/04/new-class-taiwan-today/  que también lo utilizo, pero  las clases de "chino de refuerzo" para los que queremos estudiar más horas de chino. En este, aunque el vocabulario, la gramatica y demás está en tradicional, los textos de cada lección están escritos en ambos sistemas, y al final del libro (igual que en el de antes) aparece un listado con todo el vocabulario escrito en las dos formas. Como contenidos, este es más interesante que el otro, así que te aconsejaría este antes si ya tienes un cierto nivel. Además, este al final también trae la solución de los ejercicios, por si quieres hacerlos por tu cuenta.

Otro libro que conozco que trae el texto (en este caso diálogos) tanto en tradicional como en simplificado, son los de la coleccion Far East Everyday Chinese, pero no me gustan demasiado como libro. Eso sí, el vocabulario, a diferencia de los otros dos, es 100% Taiwan.

Comentar:

¡Necesitas ser un miembro de Chinalati para añadir comentarios!

Participar en Chinalati

Notificaciones

Jose Antonio Berman Merino es ahora miembro de Chinalati
ayer
Javier Chang ha comentado la entrada de blog Mi historia con el idioma chino, y la historia cantada de los chinos que migran al norte en busca de una mejor vida. de Javier Chang
20 May
Argenis Moncada ha comentado la entrada de blog Mi historia con el idioma chino, y la historia cantada de los chinos que migran al norte en busca de una mejor vida. de Javier Chang
20 May
Argenis Moncada es ahora miembro de Chinalati
20 May
A Isabel le ha gustado la entrada de blog de Javier Chang Mi historia con el idioma chino, y la historia cantada de los chinos que migran al norte en busca de una mejor vida.
13 May
Entrada de blog publicada por Javier Chang
12 May
lulu marin es ahora miembro de Chinalati
12 May
hernan guillermo guerrero ha publicado un chinazo
"felicitaciones y como te contacto en china margaret visser"
10 May
Javier Chang es ahora miembro de Chinalati
10 May
A Isabel le ha gustado la entrada de blog de D-constructed D-construido. Rostros, Lugares, Sabores
10 May
Entrada de blog publicada por D-constructed
10 May
Ícono del perfilCidi Idiomas y D-constructed se han unido a Chinalati
7 May
Ícono del perfilhernan guillermo guerrero y Laura Gimenez se han unido a Chinalati
4 May
Entrada de blog publicada por Carlos Sentís
30 Abr
Alicia Martin Santos ha actualizado su perfil
27 Abr
Ícono del perfildaniela palacios y Ber Jyh se han unido a Chinalati
25 Abr
ALBA ANZOLA es ahora miembro de Chinalati
22 Abr
Alicia Martin Santos es ahora miembro de Chinalati
20 Abr
Luis Alberto Badiola Noce ha actualizado su foto de perfil
18 Abr
Ícono del perfilNoelia Pérez y Nadia Blanco se han unido a Chinalati
16 Abr

© 2018   Creado por Chinalati.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...