Cuando a los españoles de Filipinas se les antojaron conquistar China

Para conquistar una tierra tan grande y de tanta gente es necesario tener cerca el socorro y la acogida para cualquier caso, aunque según me he informado [...] la gente de China no es nada belicosa 

Carta de un agustino en 1569

Uno de los principales objetivos de los españoles y portugueses cuando se echaron a la mar en el siglo XV para llegar a Asia Oriental, fue el comercio de las especias. Tras el control de las rutas tradicionales por territorio turco, los portugueses se dirigieron a África, mientras que los españoles intentaron el camino hacia el oeste bajo el mando de Colón. Asia Oriental permaneció como un objetivo importante para los españoles y portugueses, sin embargo, el encuentro con la desconocida América, les hizo retrasar su llegada varias décadas.

Con el viaje de Magallanes y Elcano –primera navegación alrededor del mundo (1518-1522)- se abrió el camino hacia Asia para los españoles. Una vez descubiertos los caminos del mar, fue posible el asentamiento español en Filipinas, que se convirtió en el núcleo de la expansión española en Asia. Este archipiélago no tenía especias valiosas ni era rico en metales preciosos. Su gran valor era su posición geoestratégica. Y así fue considerado por los españoles durante las últimas décadas del siglo XVI, como una etapa intermedia hacia un objetivo más ambicioso: China, vista desde la época de Marco Polo como un territorio lleno de riquezas y con una población numerosa y culta a la que había que convertir al cristianismo.

Primera navegación alrededor del mundo

Para esta fecha, China se encontraba bajo la dinastía Ming (1368-1644). Con ellos se llevó a cabo un proceso de centralización del poder y una vuelta a los valores y costumbres de los Han (206 a.n.e. – 220 n.e.). A pesar de su unificación y centralización, las provincias más alejadas desarrollaron una mayor independencia, con sus propias redes comerciales. Con el emperador Yong Le se experimentó un gran impulso de la política marítima, llevándose a cabo siete expediciones capitaneadas por Zheng He -eunuco musulmán- en la primera mitad del siglo XV. Los barcos chinos estaban perfectamente capacitados para las grandes travesías, con 1500 toneladas de carga, unas cinco veces más que los navíos usados por Vasco de Gama, y podían transportar hasta veinte mil hombres. Sin embargo, el coste de mantener una flota de grandes barcos y unas fuertes fronteras marítimas, y la prohibición de salir del territorio, hizo que no se produjera la expansión que se podría esperar de tal potencian en estas fechas. Como contrapartida a estas restricciones floreció el comercio ilegal y la piratería. Esto impedía el crecimiento del comercio marítimo y era contrario a los intereses de las provincias costeras. Para intentar mitigarlo, se aprobará para la provincia de Fujian una política de apertura marítima, aunque el comercio con los japoneses seguirá estando prohibido.

Comparación de un barco chino con uno español

Si los primeros contactos entre castellanos y chinos se produjeron durante las expediciones de conquista de las islas filipinas bajo Legazpi en 1565, con el aporte de mercancías chinas que llegaban a manos de los conquistadores desde Fujian, fue el agustino Martín de Rada el primero que expresó claramente la posibilidad del establecimiento en China, de forma pacífica, de los españoles en una carta escrita al virrey de la Nueva España en 1569produciéndose la primera entrada en 1575; sin embargo, el viaje no logró conseguir el objetivo de establecer un asentamiento permanente de los españoles en China. Después de esta experiencia, el gobernador de Filipinas, Francisco de Sande, formuló un proyecto de conquista militar de China. Según él, sería de fácil realización y se necesitarían entre cuatro mil y seis mil soldados. La respuesta del Consejo de Indias a este proyecto fue negativa. Al mismo tiempo, se estaba preparando otro proyecto de incursión militar, a cargo de Diego García de Palacio, oidor de la Audiencia de Guatemala, pero finalmente se quedó en nada.

Tras esto, Gonzalo de Ronquillo, el nuevo gobernante de Filipinas, envió a Macao–donde se encontraban asentados jesuitas portugueses e italianos- al jesuita Alonso Sánchez con la misión de conseguir su sumisión a la corona española. El barco que lo llevaba no llegó directamente a Macao, sino que arribó antes a Cantón. El virrey chino ordenó la detención de la expedición en Cantón. Finalmente, dejó seguir a Macao a los cuatro religiosos de la embajada (dos jesuitas y dos franciscanos), pero los veintidós civiles tuvieron que quedarse en Cantón retenidos. Mientras Sánchez estaba en Macao, las autoridades chinas se enteraron de la unión dinástica de España y Portugal bajo el emperador Felipe II en 1580, que no había sido comunicada por el jesuita a los chinos. Alonso Sánchez huyó de Macao para evitar la persecución de las autoridades chinas, no sin antes establecer contacto con Michel Ruggieri, encargado de la misión jesuita en Macao. Quedará convencido de la imposibilidad de predicación en China, por lo que verá como única solución la conquista del territorio.

Mapa del Sudeste de China

En la primavera de 1586 se celebró el Sínodo de Manila. Su objetivo era la discusión de las peticiones y medidas legales, necesarias para asegurar la consolidación y expansión de la colonia filipina. La importancia que se le da a la empresa de China queda reflejada en un hecho clave, el procurador escogido es Alonso Sánchez. La reunión dedicada al tema de China intentaba dar pruebas legitimadoras para la realización de una guerra justa. Fue el obispo de Manila, Domingo de Salazar, quien dio esa legitimación jurídico-teológica. Se enumeraron los beneficios a obtener, constituido por oro y rentas tributarias, como en el caso de las conquistas americanas. Pero no todos estaban de acuerdo con estos planes. Claudio Acquaviva, superior general de la Compañía, retuvo a Alonso Sánchez a su llegada a Acapulco. Para evitar una confrontación directa con Felipe II se le asignó un superior inmediato al que debía subordinarse, el padre José Acosta. Los jesuitas no estaban dispuestos a perder el tímido aperturismo que habían conseguido en Macao con esfuerzo y paciencia. A pesar de la prohibición expresa por parte de Acosta de mencionar los planes de conquista de China al rey, a su llegada a la corte consigue hacerle llegar un breve escrito al respecto gracias a la complicidad del secretario real Juan de Idiáquez. El rey ordenó la constitución de una junta específica para debatir sobre los despachos que había transportado el jesuita. Tuvo la “suerte” de llegar a Madrid con sus planes de conquista de China en 1588, prácticamente a la vez que el desastre de la Armada Invencible, lo cual provocó que la idea de que un ejército español pudiera invadir China quedara para siempre en un proyecto que nunca se intentó. De todas formas, la opción fue discutida y recibió fuertes críticas, incluso por parte de otros jesuitas.

Tras esta junta, el único marco operativo de interacción con el continente chino fue, durante los siguientes dos siglos, el tráfico comercial que conectaba Acapulco (México) y Manila (Filipinas), a través del Galeón de Manila, con la costa de Fujian (sudeste de China). El contacto entre España y el imperio chino existió, permitiendo, parcialmente, que se consiguieran los sueños de los que algunos, como Alonso Sánchez, imaginaron alguna vez la conquista de China por las armas.

 

BIBLIOGRAFÍA

CERVERA JIMÉNEZ, J.A., Los planes españoles para conquistar China a través de Nueva España y Centroamérica en el siglo XVI, Cuadernos Inter.c.a.mbio Año 10, Vol. 10, No. 12 (2013), [ISSN: 1659-4940]

HUGH, T., España y la conquista de China, LetrasLibres, 2012

MONTERO Y VIDAL, J, Historia general de filipinas, Edición Manuel Tello, Madrid, 1887.

OLLÉ, Manel, La empresa de China: de la Armada Invencible al Galeón de Manila, Barcelona: Acantilado, 2002.

 

Visitas: 914

Etiquetas: China-Asia, China-España, China-Mundo, Conquista, Cultura, Historia, p7

Comentar:

¡Necesitas ser un miembro de Chinalati para añadir comentarios!

Participar en Chinalati

Notificaciones

Oriol Rodríguez dejó un comentario para Mario Mendez
Hace 1 hora
Diego De los Ríos es ahora miembro de Chinalati
Hace 12 horas
Mario Mendez dejó un comentario para Oriol Rodríguez
Viernes
Paulo Cesar Atilano Martinez es ahora miembro de Chinalati
Jueves
Ícono del perfilLuis Bravo Villares y Elena Sopan Lara se han unido a Chinalati
20 Jun
EVA BENITO es ahora miembro de Chinalati
17 Jun
Ícono del perfilHéctor Ordóñez, Nahur Melendez Samantha Amador Garcia se han unido a Chinalati
15 Jun
Yasechino ha actualizado su perfil
12 Jun
Yasechino es ahora miembro de Chinalati
12 Jun
guillermo constanzo yercic ha publicado un chinazo
"hola un gusto estar por aca..."
11 Jun
guillermo constanzo yercic es ahora miembro de Chinalati
10 Jun
HobbyIdiomas ha publicado vídeos
8 Jun
Entrada de blog publicada por Mario Mendez
4 Jun
Entrada de blog publicada por Carlos Sentís
1 Jun
Ro Mon ha actualizado su perfil
31 May
Yaneth Chaccara Caballero es ahora miembro de Chinalati
30 May
Josué Benjamin es ahora miembro de Chinalati
26 May
Ícono del perfilSammy y Jorge Rabadan Madrid se han unido a Chinalati
17 May
Isabel ha actualizado su perfil
17 May
Entrada de blog publicada por AsiaEasy Viajes
10 May

© 2017   Creado por Chinalati.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...