China para la mayoría de los extranjeros representa un lugar de paso y no un destino para echar raíces. Los expatriados trasladados por sus compañías y quienes somos independientes sabemos que nos toca cumplir un tiempo tras el cual viene el regreso.

Es difícil definir qué aspecto hace que sea un hub solo de paso, considerando tantas ventajas: la gente es amable, el lugar más o menos agraciado, buena seguridad y - antes de las leyes migratorias del año pasado - bastante fácil de establecerse. Quizás el choque cultural en un sentido muy profundo sea lo que más influye. A la larga, como siempre digo, a pesar de que en la superficie los chinos producto de la globalización y la vida urbana parecieran parecerse a nosotros, en las aguas interiores de los valores, las prioridades, la mentalidad, la familia y las estructuras culturales, en general nos separa un océano de diferencias.
En contraste, los extranjeros que vinimos del otro lado del mundo solemos buscarnos para acompañarnos, compartir y sentirnos parte de un "algo" que no está acá, pero que todos portamos. Como trozos de tierra que cargáramos y al unirlos con el otro forjaran  - por momentos - la imagen de nuestro remoto paisaje. La tierra y las raíces afloran fuera del país mucho más fuerte y necesaria.
Esa complicidad y necesidad de compañía no se da sólo entre latinos, aquí hemos hecho también buenos amigos franceses y norteamericanos. Puedo decir experiencialmente que la cultura occidental no es sólo una entelequia de académicos.
Y así como nos aferramos, luego no nos queda más que despedirnos. Temporada a temporada, los que triunfamos, fracasamos, nos trasladaron, o lo que sea,  hacemos nuestras maletas. Pasar por este increíble territorio siempre será una experiencia para contarles a los nietos. Es cosa de escuchar los sin sentido que habla de China la gente de nuestros países que nunca ha estado o comprendido lo de acá para entender que a pesar del mundo de las redes sociales y la instantaneidad de todo, este sigue siendo un lejano y recóndito Oriente. Y en ese sentido, la experiencia compartida con los amigos, aquellos que nos vamos o nos quedamos, siempre será memorable para toda la vida.
Que difícil para los niños que hicieron su grupo de amigos con otros chicos extranjeros. Los adultos ya cargamos con ex novias, amigos y personas que pasan con luces y cariño por nuestra historia. Y sabemos no sin nostalgia aceptarlo. Pero para los hijos que viven más intensamente y que tienen un corazón con menos rayas, les cuesta asumir cómo se marchan sus amigos y con ellos las cosas y proyecciones de lo que planeaban hacer y compartir. Les pega duro y, sin duda, aprenderán de eso.
Termino con un cuento chino que me contaron una vez en Hangzhou:
 
Un joven dragón que solía pasear por las montañas, un día descubrió un hermoso lago del cual se enamoró. Desde esa vez a diario, solía con frecuencia acercarse a su orilla a mirarse ya que actuaba como un gran espejo y, por tanto, podía tener el curioso privilegio de observarse. Al paso del tiempo a veces lo acompañaban allí sus amigos, sus amores, sus hijos, su familia. Muchas veces no iba a verse sino que simplemente jugaba, construía o trabajaba alrededor, pero consciente o no, el agua lo seguía reflejando. Con los años, la imagen del lago lo fue capturando niño, adulto y, por fin, anciano. Y fue así que inevitablemente de viejo se fue quedando ciego y, por ello, amargamente se quejaba de que nunca más podría volver a contemplarse en su adorado lago. Ya muy debilitado, un día se hizo de fuerza por última vez. Por la costumbre de la repetición pudo contar los pasos que lo ubicaran nuevamente en la orilla. Agachó la cabeza incrédulo y, de pronto, lo impensado... más brillante y nítido que nunca pudo ver su reflejo y con él, retenida en las aguas, estaba también la imagen de todos aquéllos que alguna vez amó y acompañaron.
 

Visitas: 629

Etiquetas: Emigrar a China, Vivencias, Vivir en China

Comentar:

¡Necesitas ser un miembro de Chinalati para añadir comentarios!

Participar en Chinalati

Notificaciones

Entrada de blog publicada por Eulises Quintero
Hace 8 horas
Entrada de blog publicada por Eulises Quintero
Viernes
Elena ha actualizado su perfil
Viernes
Lopez MiLe ha compartido su discusión en Facebook
2 Nov
Lopez MiLe ha compartido su discusión en Facebook
2 Nov
Lopez MiLe ha publicado una discusión
2 Nov
Jehen kfhe ha actualizado su perfil
14 Oct
Laura Fernandez es ahora miembro de Chinalati
8 Oct
Raquel Rivas Salazar es ahora miembro de Chinalati
6 Oct
NERIO PUERTA es ahora miembro de Chinalati
3 Oct
Tihago Hector Nuñez es ahora miembro de Chinalati
1 Oct
Ícono del perfilNoris T, Isabel Jean-Bernard Digeon se han unido a Chinalati
30 Sep
Laura Gonzalez es ahora miembro de Chinalati
25 Sep
Erika Loana Ruiz Giraldo es ahora miembro de Chinalati
16 Sep
Sapore Di Cina ha actualizado su perfil
10 Sep
Ícono del perfilAiram, Gloria Natividad sandra milena muñoz montilla se han unido a Chinalati
1 Sep
Ícono del perfilRoberto y JOSE ANTONIO CHAPILLIQUEN DIAZ se han unido a Chinalati
24 Ago
A JOSE ANTONIO CHAPILLIQUEN DIAZ le gusta la discusión Comprar productos de china para revenderlos en tu localidad de Lili O
23 Ago
Victoria Vega Maldonado ha actualizado su perfil
20 Ago
Victoria Vega Maldonado es ahora miembro de Chinalati
20 Ago

© 2019   Creado por Chinalati.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...