Para estar al corriente de la situación de otros países, hay que conocer sus lenguas, y así no seremos engañados. Ahora los otros países contratan a chinos para enseñarles y explicarles su lengua. En cambio, en China no contamos con personas que sepan idiomas extranjeros, y por eso no podemos conocer a fondo los países extranjeros”.


Duque Yi Xin en 1860 (Tai 2007: 786)

 

Debido a la política de aislamiento llevada en China a lo largo de gran parte de su historia, no le fue necesario el aprendizaje de otras lenguas. Por ello, cuando en el siglo XIX se incrementaron las relaciones con Occidente y las potencias entraron en el gigante asiático, se encontraron con una falta total de traductores. Las continuas luchas y humillaciones que le acarreó la entrada occidental, le advirtió de que el aislamiento era una de las consecuencias de su atraso y, para remediarlo, llevaron a cabo reformas en el sistema político chino. En esta modernización, el aprendizaje de otras lenguas fue un elemento clave. Para la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a abrirse instituciones oficiales para la enseñanza de lenguas extranjeras, acercando el conocimiento de otras culturas al país. Sin embargo, el español seguía siendo una asignatura pendiente, debido a que pocas personas lo conocían –fundamentalmente emigrados chinos que volvían de Hispanoamérica- y la promoción del idioma era muy escaso.

Con la instauración de la República Popular de China en 1949, el gobierno comunista creó el Instituto de Lenguas Extranjeras de Beijing en 1949 y comenzó a difundir el estudio del ruso, convirtiéndose en la lengua más solicitada por los estudiantes. Sin embargo, el distanciamiento de China con Rusia hacia la segunda mitad de la década de los cincuenta, le llevó a China a establecer lazos con Occidente y el inglés se convirtió en la lengua más estudiada, impulsándose paralelamente el estudio del francés, alemán y español.
 
Con la Revolución Cultural se dio un paso atrás en los estudios de idiomas en China, debido a la condena de todo lo extranjero, incluida las lenguas. Pero cuando EEUU introdujo a China en 1971 en la ONU se abrió de nuevo las puertas de ciertas escuelas y universidades para formar a expertos que pudiesen estrechar lazos con Occidente. Será con la muerte de Mao Zedong en 1976 cuando las escuelas de idiomas vuelvan a tener fuerza dentro del país asiático, admitiéndose alumnos y contratando a profesores para la enseñanza de los idiomas. Sin embargo, al igual que había ocurrido a fines del siglo XIX, el español era muy reducido, aunque se comenzó a publicar algunos diccionarios bilingües. Será para bien entrado en el siglo XX cuando aparecerán las primeras obras dedicadas a la lengua española escrita por chinos.
 
La enseñanza del español en China comenzó a asentarse cuando en 1952 se celebró en Beijing la Conferencia de Paz de la Zona Asia-Pacífico, donde participaron alrededor de 50 delegados de diferentes países hispanohablantes. Por aquel entonces sólo hablaba español el profesor Meng Fu, y para que hiciesen de intérpretes en la Conferencia, el gobierno chino mandó a quince estudiantes que en catorce días hiciesen un curso intensivo con dicho profesor. La muestra de la escasa competencia lingüística del español por parte de los chinos, hizo que el gobierno chino decidiera crear la Sección de Español en la actual Universidad de Lenguas Extranjeras de Beijing. Sólo contaba con los materiales didácticos que la URSS le proporcionaba para el aprendizaje del español, todo con una perspectiva nacionalista soviética y con listas de vocabulario y gramática a memorizar. Al final los estudiantes de español salían con una expresión oral bastante reducida.
 
Poco a poco se irían abriendo departamentos de español en diferentes universidades de China para cubrir la necesidad de intérpretes y traductores que demandaba la nueva política en la que sus relaciones con los países hispanoamericanos iba aumentando. Así, entre 1979 y 1980 se fundaron dos asociaciones dedicadas a la promoción y difusión de la lengua y cultura españolas en China y, desde entonces, los departamentos dedicados al español en las universidades han ido creciendo año tras año; destacando hasta la década de los ochenta unprofesorado hispanohablante con una larga trayectoria comunista.
 
Para el siglo XXI, el número de universidades chinas que ofertan la carrera en Filología Española ha pasado de 12 en 1999 a cerca de 60 en el 2000. Los estudiantes de español pasaron de 817 en 1999  a cerca de 7000 en 2010. Además, existen otros centros oficiales de educación superior donde se imparten cursos de español. Pero los departamentos de español de las diversas universidades chinas cuentan con una serie de desventajas con respecto a los de otras lenguas como el inglés. En primer lugar, la mayoría de los estudiantes estudian español porque no han tenido nota alta como para entrar en otra filología –normalmente la inglesa y la japonesa-, siendo la motivación de los alumnos menor. Asimismo, la visión de China sobre los países hispanohablantes tampoco ayuda. Mientras los que acceden a la Filología Inglesa ven en ella las puertas al comercio y a la tecnología a nivel mundial, el español ha sido visto durante mucho tiempo comola lengua de países en vía de desarrollo. No obstante, dicha percepción está cambiando poco a poco, sobre todo en aquellos que comienzan a ver la realidad del mundo hispanohablante. Igualmente, las plazas de profesorado suelen ser cubiertas por nacionales que sólo tienen el título universitario y no poseen, en su mayoría, un título de doctorado. Afortunadamente, esta tendencia está cambiandoexigiéndose desde el 2005 que tengan al menos un título de maestría. Del mismo modo, las universidades chinas siguen afrontando grandes impedimentos económicos en sus materiales didácticos. Existe una escasez de libros adecuados y actualizados para la enseñanza y la gran mayoría de los más apropiados son editados en España, lo que supone un problema económico debido a que son más caros que los de las editoriales chinas. Para paliar dicha situación, tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores como el Ministerio de Educación y Ciencia contribuyen a mejorar los medios bibliográficos de las universidades chinas dedicadas al español. Y, para finalizar, las universidades chinas suelen tener contacto con universidades española que acceden a que los estudiantes chinos estudien un año en España. Sin embargo, no vienen acompañados de becas, por lo que solo pueden realizar el intercambio aquellos que provengan de familias con cierto respaldo económico.
Hasta el 2006 -cuando se abrieron las puertas del Instituto Cervantes en Beijing, que a día de hoy sigue siendo el único en el gigante asiático-, el español carecía de una presencia oficial en China. Esto nos muestra  el nivel tan bajo de promoción de la lengua y la cultura española en Asia y en China en particular. La historia de la enseñanza del español en otros países nos ha demostrado que sin unas buenas relaciones políticas y económicas resulta difícil realizar un intercambio cultural duradero, así como la mejora del conocimiento de ambas lenguas. Es por ello que la enseñanza del español en China ha sido inexistente durante siglos y, desde sus inicios a mediados del siglo XX hasta la década de los noventa, ha avanzado de forma muy lenta. No obstante, la situación del español en China está cambiando poco a poco gracias a las relaciones comerciales, políticas y culturales con Hispanoamérica, lo que provoca una demanda cada vez mayor de profesionales que sean capaces de desenvolverse con soltura en el mundo hispánico. Esto nos hace pensar que el futuro de la lengua y la cultura española en China será de un crecimiento y expansión imparable, pero para ello debería de potenciarse la presencia de los gobiernos de habla española en el país.
 
 
   
Bibliografía
GONZÁLEZ PUY, I., El español en China, Instituto Cervantes, Beijing.
SANTOS ROVIRA, J. M., La enseñanza del español en China: Historia, desarrollo y situación actual, Lugo: Editorial Axac, 2011.
Imágenes
(1) Enseñanza del español en China. Fuente: http://www.estandarte.com/imagenes/fot_2338_gr.jpg ; (última entrada 5-12-14)
 

Visitas: 765

Etiquetas: China-España, China-Mundo, Cultura, Español, Historia, Idioma, p7

Comentar:

¡Necesitas ser un miembro de Chinalati para añadir comentarios!

Participar en Chinalati

Notificaciones

A Mar le ha gustado la entrada de blog de Mario Mendez La Feria de Cantón más allá de buscar productos y fabricantes
Hace 7 horas
HobbyIdiomas ha publicado vídeos
ayer
Alonso Daie ha comentado la entrada de blog Las 30 mejores Tiendas Chinas Online para Comprar de Oriol Rodríguez
ayer
Vox China Mandarin Center es ahora miembro de Chinalati
Martes
Isabel ha publicado un chinazo
"Buenas noches y mejor semana."
Domingo
A Isabel le ha gustado la entrada de blog de Mario Mendez La Feria de Cantón más allá de buscar productos y fabricantes
Domingo
Isabel dejó un comentario para Ernesto Bolaños
Domingo
Isabel dejó un comentario para Ernesto Bolaños
Domingo
Entrada de blog publicada por Mario Mendez
12 Oct
Oscar Garzón es ahora miembro de Chinalati
6 Oct
Beatriz es ahora miembro de Chinalati
4 Oct
Nadia Pinto ha compartido la entrada de blog de Francesc-Xavier en Facebook
27 Sep
Nadia Pinto ha compartido la entrada de blog de Francesc-Xavier en Facebook
27 Sep
A Nadia Pinto le ha gustado la entrada de blog de Francesc-Xavier Leibniz y China
27 Sep
Nadia Pinto es ahora miembro de Chinalati
27 Sep
Ícono del perfilFernando, ZHENG KAI leonidas chocce baldeon se han unido a Chinalati
25 Sep
luis yanez es ahora miembro de Chinalati
23 Sep
KEILA ALEJANDRA SANCHEZ MIRANDA ha actualizado su perfil
22 Sep
Carmen ha publicado una discusión
21 Sep
Ícono del perfilCatalina Roa, Ana España-Heredia Abella Carmen se han unido a Chinalati
21 Sep

© 2017   Creado por Chinalati.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...