China y Rusia: nuevo orden mundial y poder multipolar

Los ministros de Relaciones Exteriores se reúnen para discutir sobre Afganistán, Asia, hacer retroceder la hegemonía occidental y crear un nuevo orden mundial.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, viajó a China para entablar conversaciones mutuas con el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi. Lavrov llegó a Huangshan (cerca de Shanghai, miércoles 30 de marzo de 2022) para una serie de reuniones sobre el futuro de Afganistán y el impacto geopolítico del conflicto de Ucrania. La visita de dos días a Tunxi, (Huangshan en la provincia de Anhui) en el sureste de China, es básicamente una iniciativa china para ayudar a Afganistán, y también participan enviados de los talibanes, Estados Unidos, Pakistán y otros países de la región.

Las reuniones tienen una gran importancia geopolítica y son parte de un proceso que está teniendo y remodelará la geopolítica global.

La visita de Lavrov a China es la primera desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero. Las autoridades chinas no han criticado la invasión, que dicen que Estados Unidos y la OTAN ayudaron a provocar.

Antes de la reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, el miércoles, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia publicó un video en el que Lavrov enfatiza que el mundo se encuentra ahora en «una etapa muy seria en la historia de las relaciones internacionales».

«Junto con usted y con todos aquellos que simpatizan con nosotros, avanzaremos en la dirección de un orden mundial multipolar, justo y democrático», dijo Lavrov en el video.

Nuevo orden mundial

Las dos partes también hicieron comentarios muy específicos sobre un ‘nuevo orden mundial’, insinuando que el conflicto de Ucrania y la sanción a Rusia tendrán consecuencias de mayor alcance de lo que se pensaba anteriormente.

Lavrov comentó que Rusia y China estaban unidas y dijo antes de sus discusiones con Wang que “el mundo está viviendo una etapa muy seria en la historia de las relaciones internacionales. Nosotros, junto con usted (China) y con nuestros simpatizantes avanzaremos hacia un orden mundial multipolar, justo y democrático”.

Moscuú y Beijing continuarán sus esfuerzos para promover la multipolaridad global y la democratización de las relaciones internacionales y parece que la cooperación entre China y Rusia no tiene límites. Desde la perspectiva ruso-china se hacen referencias directas a una aparente creencia mutua de que Occidente, y especialmente Estados Unidos, tiene la intención de retener el orden global existente y colocarse como el organismo gobernante de facto. Y las recientes sanciones impuestas a personas y empresas rusas ejecutadas arbitrariamente sin recurrir a ningún proceso legal, no han gustado a Rusia y ejemplifican ese poder de influencia de occidente.

Rusia mira hacia Asia.

Asia y Afganistán

Las reuniones entre China y Rusia tuvieron lugar como precursoras de las reuniones del 31 de marzo en la ciudad de Tunxi (Anhui) de la tercera conferencia ministerial de los países vecinos de Afganistán. A ella asistirán los ministros de Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, Pakistán y China.

En cuanto a Afganistán; tanto Rusia como China sostuvieron reuniones con los talibanes en Kabul la semana pasada, Wang Yi voló para reunirse con el Ministro de Relaciones Exteriores interino y una delegación rusa que sostuvo discusiones separadas similares. Las preocupaciones de Rusia se centran principalmente en la seguridad, mientras que las de China se centran tanto en la seguridad como en la infraestructura: China estaría preparada para extender el Corredor Económico China-Pakistán (CPEC) a Afganistán. Varias iniciativas regionales importantes transitan por Afganistán, incluido el gasoducto Turkmenistán-Afganistán-Pakistán-India (TAPI), que está parcialmente en línea. Llevar energía a Pakistán es clave para su desarrollo industrial. Rusia también está involucrada en esto al aceptar construir la ‘ Iniciativa PID ‘, un oleoducto construido en Rusia que también apoya a CPEC.

Las reuniones de Afganistán deberán determinar el problema de seguridad dentro del liderazgo talibán, que se cree que involucra luchas internas entre facciones. Mantener unido al menos una apariencia de gobierno es vital si la región no quiere volver a estallar en una guerra civil. También, si se siente que ha surgido cierta estabilidad, buscarán asegurar Afganistán y comenzar la reconstrucción del país.

China confirma que no deben permitir que los estados medianos y pequeños de la región se conviertan en un instrumento o incluso en una víctima de los juegos de las grandes potencias y desde China se tiene la intención de avanzar en la misma dirección junto con Pakistán y los países vecinos, desempeñar un papel constructivo para garantizar la paz regional y mundial y hacer su contribución a Asia.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos