Descubre la magia de los templos colgantes de Datong (大同)

Datong (大同) es una ciudad situada en la provincia de Shanxi al oeste de Pekín. Aparte del encanto propio de la ciudad (me refiero al casco antiguo y zona de la muralla), posee dos grandes atractivos turísticosúnicos que merecen la pena visitar: los templos colgantes de Hengshan y las grutas de Yungang. Para los residentes en Pekín es una excusa perfecta para salir y coger oxígeno de la gran ciudad durante un fin de semana y para los turistas que acuden a China, un lugar que no deberían sacar de sus itinerarios.

  • ¿CÓMO LLEGAR?

La opción más asequible para disfrutar de esta increíble ciudad es viajar en tren (lento) desde Pekín. Os aseguro que las aventuras comenzarán desde el minuto en el que piséis la estación de tren de la capital. Mi consejo es, si sólo tienes un fin de semana para embarcarte en este viaje,  salir el viernes a última hora. El tren tarda aproximadamente unas seis horas y media por lo que es una buena opción viajar de noche y así te ahorras un día de hotel. La hora que yo elegí fue la de salir a las 00:35 h de Pekín para llegar a Datong hacia las 6:52 h. En este tipo de trenes puedes escoger ir sentado, ir en cama dura, cama blanda o de pié. ¡Sí, casi siete horas viajando de pie!.

La opción más cara es la de elegir la cama blanda, sólo para los privilegiados. Se trata de unos pequeños habitáculos cerrados con cuatro camas en su interior y suelen ser los tickets que se acaban con mayor rapidez. De hecho, durante mi estancia en China nunca llegué a coger una cama blanda (soft sleeper). Los precios de éstas se encuentran por 158 RMB, unos 20€. Las camas duras (hard sleeper), son unos habitáculos abiertos con unas literas de tres alturas a cada lado y cuestan 107 RMB, unos 13€. Puedes elegir la cama que deseas por lo que mi recomendación a los claustrofóbicos es NO coger la litera de arriba del todo, ya que el espacio es muy escaso. En mi caso, era la opción que más me gustaba ya que así te subías arriba del todo, te echabas la manta encima y a dormir se ha dicho. El asiento normal cuesta 53RMB, unos 6,5€ . Sólo lo recomendaría si por un lado quisieras ahorrar mucho en el viaje o no tuvieras otra opción. De hecho, en este viaje no quedaban camas libres por lo que tuve que coger asiento y reconozco que se hace un poco pesado y más al viajar de noche. El ticket para ir de pie es un escape de salida para un gran número de chinos con un nivel adquisitivo bajo ya que durante el fin de semana muchos de los que trabajan en la ciudad, vuelven a sus ciudades o pueblos natales. Es la forma más barata de viajar.

Foto: Pasajeros viajan de pie durante el viaje de ida Pekín-Datong a las 00:50 h

Por cierto, en estos trenes lentos se puede comer, escupir, fumar y meter el equipaje que quieras. Tu viaje dependerá de quien tengas cerca…

  • ¿QUÉ VISITAR?

Al ir tan sólo un fin de semana recomiendo usar el sábado entero para visitar los templos colgantes, ya que se encuentran a las afueras de la ciudad y te llevará más tiempo llegar hasta ellos. Al haber llegado el mismo sábado de madrugada a una de las ciudades más conocidas de Shanxi, la hora de salida será temprana por lo que dará tiempo suficiente a estar de vuelta en Datong hacia la tarde para así poder dar un largo paseo por todo el casco antiguo de la ciudad y ver la muralla que lo rodea iluminada.

El templo colgante más conocido es el Templo de Hengshan. Se encuentra a unos 70km de Datong y hay que tener en cuenta que la velocidad al volante la respetan bastante, por lo que el trayecto te llevará su tiempo (1,30 h aprox.). Opciones para llegar:

  1. En la estación de autobuses central de Datong hay un autobús público que te lleva. Sin embargo, a mitad de camino (todavía no sé la razón) te bajan y te recogen en plena carretera un taxista que será quien te lleve hasta el templo finalmente. El precio inicial del ticket de autobús incluye lo del taxi por lo que tened cuidado con que no os intenten cobrar de más. (Puede ocurrir si no manejas ni una palabra de chino).
  2. Puedes contratar un taxi para todo el día para que os acompañe durante la jornada. Es necesario un nivel mínimo de chino así como tener mucha paciencia para negociar un precio razonable ya que te pueden llegar a pedir de 300 a 600 RMB por el día. Lo recomiendo si sois cuatro viajeros y tenéis el “arte del regateo chino”.

Una vez has llegado al ansiado destino sólo te queda disfrutar de esta maravilla situada en lo alto de una roca del Monte Hengshan, uno de los cinco montes sagrados en China. El motivo por el cual dicho templo se construyó en el año 491 en lo alto de una roca, (a 50 metros del suelo), fue para preservarlo de las posibles condiciones climatológicas. Hay que resaltar que el templo fue construido sin el apoyo de las sujeciones de madera que se pueden apreciar en la actualidad.

Una vez estés dentro del templo podrás observar la consagración de las tres religiones: confucianismo, taoísmo y budismo.

Además, la situación en la que está ubicado no podría ser mejor. Las vistas y el paisaje que rodean al templo colgante te harán adentrarte en un paraíso terrenal. A escasos kilómetros de este templo puedes realizar una larga ruta en la montaña desde donde podrás seguir viendo templos colgantes escondidos en las alturas. En el inicio del recorrido, donde se paga la entrada de unos 50 RMB, hay varios puestos de comida donde podrás encontrar platos típicos como tallarines, arroces, carnes con verduras…por un precio no muy elevado. (20 RMB)

Foto: Panorámica del paisaje durante la ruta por el Monte Hengshan.

Alrededores Datong

Lugareño Monte Datong

Foto: Un lugareño vende pulseras en mitad del Monte Hengshan.

La  vuelta a la ciudad en nuestro caso fue para recordar. Si no fuera porque la seguridad en China es extrema, hubiésemos temido en más de una ocasión. Cuando todo parecía ir en orden, el taxista se adentró en un pequeño poblado. Ahí frenó hasta que apareció otro taxista con una familia china a bordo. No sabemos el motivo pero nos hicieron cambiar de vehículo sin darnos explicaciones. Temíamos que nos quisieran cobrar de más pero he de decir que el precio final fue el pactado desde un principio.

Muralla Datong

Llegamos a la ciudad en torno a las 17:00 h. Tienes el tiempo perfecto para regresar al hotel (el nuestro estaba situado en frente de la muralla, 120 RMB por noche) y salir a dar un paseo en torno al río, la muralla, cenar algo e incluso ir a algunas de las “discotecas” chinas.

El domingo recomiendo el otro gran atractivo turístico, las Grutas o Cuevas Yungyang(云冈石窟). Están a 20 km de la capital y también puedes ir en autobús público o taxi. En este caso por cuestión de tiempo decidimos optar por la segunda opción. En 2001 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y supongo que este es el principal motivo por el que más bien parece un parque temático al más puro estilo de Port Aventura. La cantidad de turistas que acuden a visitar las 252 cuevas y las 51.000 esculturas budistas es constante e incluso algo agobiante como suele ocurrir en muchos puntos turísticos del gigante asiático.
Grutas Yungang Datong
Sin embargo, no deja impasible contemplar en primera persona el mayor número de grutas conservado en China. Y en especial, la de mayor tamaño que abarca 168 metros de alto.

Grutas Datong

Después del recorrido que nos llevó casi toda la mañana, tuvimos que poner rumbo a la estación de trenes para volver a Pekín.
En definitiva, mi primer viaje fuera la capital pero un fin de semana de ensueño en el que pude descubrir un lugar único en el mundo.
mapa Datong
 

Deja un comentario

4 ideas sobre “Descubre la magia de los templos colgantes de Datong (大同)”

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos