Estados Unidos, Reino Unido y Australia, Triple alianza contra China

En el Pacífico que se perfila cada vez más un nuevo tablero de juego. El 15 de septiembre de 2021 se anunció un nuevo pacto estratégico importante que unirá a los Estados Unidos, Reino Unido y Australia. Esta es una clara advertencia a China. Sobre todo porque la alianza se anuncia inmediatamente después de la reunión de Joe Biden con los líderes del Quad: el cuadrilátero de las democracias del Indo-Pacífico, formado por Japón, India, Estados Unidos y Australia. Estas alianzas pretenden ser un «Cordón de contención» contra la expansión china en el área que abarca el Océano Pacífico, el Mar de China y el Pacífico Occidental. No es casualidad que la noticia llegara después de la desastrosa retirada estadounidense de Afganistán cuando Estados Unidos, para tranquilizar a sus aliados, desplegó dos cañoneras en las aguas frente a Taiwán, que siempre ha estado en la mira de Pekín.

El anuncio de Aukus

En una declaración conjunta, Johnson, Biden y Morrison dijeron: “El esfuerzo que lanzamos hoy ayudará a apoyar la paz y la estabilidad en la región del Indo-Pacífico. Durante más de 70 años, Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos han trabajado junto con otros aliados y socios importantes para proteger nuestros valores compartidos y promover la seguridad y la prosperidad. Hoy, con la formación de Aukus, nombre del nuevo pacto generado por las iniciales de los tres países, debemos volver a comprometernos con esta visión ”

Compartiendo tecnología clave entre naciones aliadas

Estados Unidos ha compartido hasta ahora la tecnología de propulsión nuclear con un solo país, Gran Bretaña, ejemplo de la unión histórica de ambas naciones. Pero ahora anuncian la nueva alianza tripartita que establecerá nuevos canales para compartir información. Junto con los esfuerzos conjuntos para desarrollar e intercambiar de tecnologías de defensa avanzadas, incluyendo áreas como la seguridad cibernética, la inteligencia artificial, la computación cuántica y tecnología submarina. La iniciativa se centrará inicialmente en ayudar a la Armada de Australia a adquirir una flota de submarinos de propulsión nuclear, una medida que Pekín probablemente considera agresiva.

Australia deja a Francia por Estados Unidos

Los expertos de los tres estados trabajarán juntos durante los próximos 18 meses para identificar la mejor manera de permitir que Australia construya sus submarinos nucleares. Por otro lado, Canberra ya lo había intentado, a través de un problemático acuerdo de 66 mil millones de dólares con Francia y el Grupo Naval, que ahora será abandonado. La armada francesa expresó «gran decepción» por la decisión del gobierno australiano de firmar el pacto con Estados Unidos y el Reino Unido. Para Francia esta es una «elección deplorable» que, dice el Ministerio de Defensa en un comunicado, «solo refuerza la necesidad de plantear alto y claro el tema de la autonomía estratégica europea».

Francia molesta

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, fue aún más lejos y calificó el Triple Acuerdo como «una verdadera puñalada por la espalda». Entre otras cosas, según el diario Le Monde, Francia ni siquiera había sido advertida oficialmente, sino solo a través de informes y artículos de inteligencia. Este no es un detalle pequeño y no solo concierne a París, que ha perdido un gigantesco orden naval. La lección es que, tras la retirada de Afganistán, a la que seguirá la de Irak, los europeos no pueden esperar ningún trato privilegiado o especial de Estados Unidos, siguiendo la línea de Trump.

Biden: «el mundo entero, depende de un Indo-Pacífico libre y abierto»

Biden comentó “Hoy damos otro paso histórico para profundizar y formalizar la cooperación entre las tres naciones. Porque todos reconocemos la imperiosa necesidad de garantizar la paz y la estabilidad a largo plazo en el Indo-Pacífico ”. Para luego concluir: “Necesitamos poder abordar tanto la situación estratégica actual en la región como la forma en que podría evolucionar. El futuro de cada una de nuestras naciones, y del mundo entero, depende de un Indo-Pacífico libre y abierto, duradero y próspero durante las próximas décadas ”.

China comunica su desaprovación

La medida obviamente provocó la irritación de China, que a través del embajador de Estados Unidos, Liu Pengyu, pidió a Estados Unidos, Reino Unido y Australia que «se deshagan de su mentalidad y prejuicio ideológico de la Guerra Fría». Los tres países, dijo el diplomático, «no deben construir bloques que apunten o perjudiquen los intereses de terceros». Pero los chinos esperan esto y más en el gran juego del Pacífico.

Patrulla marítima británica en el Indo-Pacífico

Por último mencionar, que a todo lo mencionado se une que la Armada del Reino Unido tiene la intención de colocar unidades de patrulla marítima en el Indo-Pacífico «al menos durante los próximos cinco años», en apoyo del esfuerzo de contención de China emprendido por Estados Unidos y otros países aliados de la región. Esto fue anunciado por el almirante de la Armada británica Tony Radakin. Londres ha ido reforzando progresivamente su presencia en el Indo-Pacífico desde que abandonó la Unión Europea, y el mes pasado envió a la región el acorazado de su buque insignia, el portaaviones Queen Elizabeth.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos