Grutas patrimonio de la Humanidad en China: Yungang, Longmen y Mogao

En oriente, los budistas fueron los primeros en excavar cuevas, no solo para dar refugio a sus monjes durante la época de lluvias sino también excavaron multitud de grutas a modo de templos de oración. Estos templos, que fueron creados en China durante los siglos V y VI d. C., contenían por norma general una o varias esculturas de Buda.

China puede presumir que posee tres de las cuevas más importantes del mundo en lo que al arte rupestre budista se refiere. Comenzando por las cuevas de Mogao, las grutas budistas más famosas de todas China y seguida por las grutas de Longmen y las de Yungang forman el grupo de sitios esculturales antiguos de China de más renombre. Tres destinos imperdibles de los que hoy os hacemos una breve introducción:

Grutas de Yungang 云冈石窟 (Shanxi) 

Ver las imágenes de origen

Estas cuevas son un destino que, junto con el Templo Xuankong (Templo suspendido), es ideal para hacer una escapada desde la cercana ciudad de Datong. Sus 252 grutas, ornadas con 51.000 estatuas, representan una realización excepcional del arte rupestre budista en China de los siglos V y VI. Las llamadas Cinco Grutas, realizadas por Tan Yao con una rigurosa unidad de trazado y diseño, son una obra maestra clásica del primer período de apogeo del arte budista en China.

Grutas de Longmen 龙门石窟 (Henan) 

Ver las imágenes de origen

Cercanas a una de las siete capitales antiguas de China, Luoyáng,  podemos encontrar las grutas y nichos de Longmen. Con sus 2.345 grutas y nichos, 2.800 inscripciones, 40 pagodas y cerca de 100.000 imágenes budistas, albergan el mayor y más impresionante conjunto de obras de arte de la dinastía de los Wei del Norte y la dinastía Tang (316-907). El río Yi cruza la zona de norte a sur y la distancia cubierta por las grutas es de aproximadamente un kilómetro.

Cuevas de Mogao 莫高窟 (Gansu

Ver las imágenes de origen

Las 429 celdas y santuarios rupestres de Mogao se hallan en un antiguo lugar estratégico de la Ruta de la Seda, que fue la encrucijada de un comercio próspero y el punto de intersección de diversas corrientes religiosas, culturales e intelectuales. Estas cuevas también son conocidas como las cuevas de Dunhuang, sin embargo, este término también se utiliza como un término que engloba a otros lugares con cuevas budistas en el área de Dunhuang, como las Cuevas de los Mil Budas y las cuevas de Yulin.

En 1900, una gran cantidad de documentos fue descubierto en la llamada “Biblioteca Cueva”, que había sido tapiada en el siglo XI. El contenido de la biblioteca se dispersó por todo el mundo, y ahora algunas de grandes colecciones que partieron de aquí pueden encontrarse en lugares como Beijing, Londres, París y Berlín.

Para saber más:

Grutas Yungang en “Sin destino fijo” (Blog)

Grutas Longmen en “Viaje a China” (Blog)

Cuevas Mogao en “Iñigo por el mundo” (Blog)

Manzaiergui visitando Longmen y Yungang

*Este artículo se publicó originalmente en la sección A punto de partir en Yuanfang Magazine

Autor: Manzaiergui

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos