Cómo cruzar una intersección en China sin morir en el intento

«Un día tras mi llegada a Shanghai pude experimentar mi primer choque cultural, abandonada a mi suerte, al dejar el apartamento de una amiga en busca de comida.

Podréis pensar que sería la barrera idiomática lo que desencadenaría mi ansiedad o posiblemente la comida local, que es muy diferente de la occidental, pero nada de todo eso. Lo que más me chocó aquí son las “normas de tráfico”.

Viniendo de una ciudad grande como Los Ángeles, estoy más que acostumbrada al bullicio de la vida urbana, con excepción de que allí (como en otras partes del mundo occidental) siguen a raja tabla las normas de circulación; donde siempre se cede el paso a los peatones y en donde más te vale hacer caso los semáforos a no ser que quieras una multa de la policía, quienes aparecen de forma espontánea para hacerte parar.

En China parece que las luces no sirven para nada. Aunque ya había escuchado rumores de que aquí se conducía “a lo loco”, no me lo podía creer hasta que pude experimentarlo en primera persona, nada más pisar el asfalto cuando la luz verde me daba paso.

Fui bombardeada entre bocinas y pitidos de coches que me acechaban, bicicletas eléctricas e ¡incluso un autobús! Sin embargo, no escuché a nadie molestarse en echar los frenos. Solamente pararon por un segundo a un centímetro de donde yo estaba, provocándome dar un salto para no estar en medio y volviéndome a parar en medio del cruce porque otro coche me había cortado el paso.

Por un momento me quedé petrificada y tras muchos intentos de andar y dar saltitos, pude llegar al otro lado. Al dar la vuelta a la manzana, tuve que esperar a que mi corazón volviera a palpitar con normalidad para poder tener la valentía suficiente y volver a cruzar la calle nuevamente. Pero siempre intento evitar cruzar la calle a no ser que no me quede más remedio.

Ahora, tras más de un mes desde mi llegada, puedo hacerlo con más confianza. A veces tengo brotes de ataques de pánico, pero lo supero respirando hondo y recordándome a mí misma que los vehículos tienen la vía libre y que debo tener más precaución al cruzar.

Recuerda: respira hondo, da un paso firme, anda de manera constante, no mires atrás, calcula la velocidad de los vehículos para pararte antes y darles paso y lo más importante ¡no entres en pánico y te pongas a correr! Así los conductores les da tiempo maniobrar y evitar atropellarte.»

Beatriz

Community Manager en IntuuChina

Deja un comentario

4 ideas sobre “Cómo cruzar una intersección en China sin morir en el intento”

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos