China crece menos de lo esperado ¿Cómo va la economía de China?

La economía de China creció un 4,9% en el tercer trimestre de 2021, menos de lo esperado. La crisis energética y el caso Evergrande pesan mucho. Todos los números y pronósticos

En el tercer trimestre de 2021, la economía de China, la segunda más grande del mundo, después de la de Estados Unidos, creció un 4,9%, más lento del 5-5,2% esperado y sobre todo muy debajo del 7,9% de los tres meses anteriores.

¿Por qué la economía china crece menos de lo esperado?

La recuperación económica de China de la crisis pandémica ha sido «impresionante», pero este proceso está «perdiendo ritmo». Hay problemas con la actividad industrial ( por escasez de energía y altos precios de las materias primas) y la desaceleración del sector inmobiliario (el caso más conocido es el del endeudado gigante Evergrande ) y los problemas con las cadenas de suministro. Respecto a los volúmenes de compra internos no son los mejores por parte de la población pero son óptimos considerando medidas restrictivas introducidas para contener los recientes brotes de Covid-19 en algunas provincias del país. Por todo ello, los analistas creen que es probable que en los próximos meses se anuncien nuevas medidas de estímulo económico.

Finalmente las exportaciones están impidiendo que los resultados sean más decepcionantes incluso con los problemas actuales en los costes de transporte. Según datos oficiales de septiembre las exportaciones crecieron hasta un 28,1% en comparación con el mismo mes de 2020.

No obstante, las autoridades chinas parecen preocupadas. «Las incertidumbres del escenario internacional están aumentando y la recuperación económica interna sigue siendo inestable y fluctuante», dijo el portavoz de la Oficina Nacional de Estadísticas, Fu Linghui.

Problemas energéticos

Recientemente China afronta problemas con la energía del país, especialmente por los controles en la energía del carbón. Por lo que conllevó a más de 20 provincias del país y que recientemente provocó apagones incluso en Shanghái y Pekín, amenazando la producción industrial y desalentando a los inversores extranjeros a traer nuevos capitales a la República Popular.

El aumento de los precios del carbón, el combustible más utilizado para generar electricidad, está perjudicando las ganancias de las empresas eléctricas y parones en producciones. Además se une que las autoridades también están priorizando el suministro de energía a hogares y sectores esenciales, reduciendo así el suministro de energía a industrias pesadas como el acero y el cemento. Por lo que el resultado ha sido menos producción y más inflación.

En septiembre, la producción industrial fue del 3,1%, en comparación con el 5,3% en agosto. El índice de gerentes de compras sobre la actividad manufacturera cayó a 49.6, por debajo del 50 por primera vez desde febrero de 2020. Esto puede significar que la economía podría vislumbrar la recesión.

Problemas en el sector inmobiliario

Los datos confirman varios problemas estructurales que el gobierno chino tiene que afrontar y especialmente uno de ellos es el gigante Evergrande, agobiado por deudas de 305 mil millones de dólares. Evergande corre el riesgo de impactar terriblemente al sector inmobiliario chino y ya ha dejado sentir sus repercusiones en los mercados financieros, provocando protestas entre inversores y proveedores.

Los problemas ya conocidos:

La deuda china

Otro tema a destacar es la enorme deuda de la economía china, que en marzo de 2021 superó los 46 billones de dólares (equivalente al 287% del PIB) y que en las últimas dos décadas ha crecido en promedio un 18% anual.

Lucha de partido y las grandes empresas

Sigue el conflicto entre los líderes del Partido Comunista y grandes empresas como Alibaba, Tencent, Didi Group, impulsado por el deseo del presidente Xi Jinping de limitar la concentración de poder excesivo en manos de particulares.

El desajuste demográfico

En China casi el 20% de la población tiene más de 60 años. Según el China Aging Development Bulletin 2020, publicado por la Comisión Nacional de Salud de China, el número de personas mayores de 60 años fue de 264 millones en noviembre del año pasado , lo que representa el 18,7% de la población total . En 2010 esta cifra era de 178 millones, el 13,3% de la población, mientras que en 2000 era de 130 millones, el 10.3%. Las consecuencias de ña política del hijo único y la continua bajada de la tasa de natalidad contribuye a esta situación, principalmente debido al alto costo de vida y los escasos recursos de los hogares. Actualmente, la proporción de ingresos disponibles para las familias representa alrededor del 43% del PIB en China, mientras que generalmente ronda 60-70% a nivel internacional.

¿Cuáles son las previsiones económicas?

Según las previsiones del gobierno, la economía china crecerá un 6% 2021. Mientras, El Fondo Monetario Internacional y el Banco Asiático de Desarrollo hablan de un 8% y 8.1% respectivamente.

En los primeros nueve meses del año, la economía china creció un 9,8%, impulsada por el comercio: tanto las exportaciones como las importaciones aumentaron casi un 23%. El sector de servicios, gracias a la expansión de los servicios de tecnología de la información, creció un 19,3%.

El portavoz del Instituto Nacional de Estadística dijo que la situación de desabastecimiento energético (principalmente por insuficientes suministros de carbón) es temporal y que su impacto en la economía es «controlable». El banco central recibió garantías sobre la manejabilidad de un posible efecto de contagio en el sector financiero de la quiebra de Evergrande porque la exposición de los bancos e instituciones similares hacia la empresa «no es grande».

Pero la desaceleración en el sector inmobiliario (menos obras de construcción, por ejemplo) no será buena para las industrias del cemento y del acero, que ya luchan contra la crisis energética.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos