Desafíos en los preparativos de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing

Quedan tres semanas para los Juegos, que comienzan el 4 de febrero, y el gobierno chino enfrenta varios desafíos. Uno es la lucha contra el virus y otro es la falta nieve en las pistas de los Juegos Olímpicos de Invierno, además de los problemas diplomáticos por el boicot de varios países extranjeros respecto a sus representantes oficiales, que se niegan a asistir a los Juegos.

¿Cómo afectará la variante omicron a los Juegos Olímpicos?

Atletas,  periodistas y representantes de las selecciones nacionales asistirán durante los Juegos Olímpicos de Beijing por 19 días. Todos los participantes vivirán en un espacio olímpico «cerrado», y las restricciones por el coronavirus serán aún más duras que durante los Juegos de Verano de Tokio. El espacio cerrado, que conectará todas las arenas y pistas de los Juegos Olímpicos del mundo exterior, se mantendrá especialmente, con solo transporte especial. Los atletas que infrinjan las reglas serán descalificados de los Juegos Olímpicos.

China es muy clara y todos los participantes deberán estar completamente vacunados, de lo contrario, deberán estar en cuarentena. Además, todos los participantes tendrán que hacer test a diario y llevar mascarillas incluso al aire libre. 

Estas últimas semanas el control ante el virus en China es muy férreo y ya se han introducido estrictas cuarentenas en algunas ciudades chinas, y los residentes no pueden salir de sus hogares o del recinto donde hayan quedado limitados.

¿Habrá suficiente nieve?

Los organizadores de los juegos enfrentan dificultades porque no hay suficiente nieve. Se dice que casi todas las pistas requieren nieve y hielo artificiales. Solo la pista de esquí alpino requerirá más de 1 millón de metros cúbicos de nieve.

En la actualidad, los chinos trabajan todos los días para producir estándares que cumplan con la calidad de la nieve. Hasta ahora, esto es motivo de preocupación, y los chinos están recibiendo una presión cada vez mayor por parte de los funcionarios olímpicos.

Además, los propios chinos han prometido que los Juegos Olímpicos serán sostenibles, se beneficiarán de recursos renovables, pero habrá que ver si finalmente la promesa es posible de cumplir.

¿Cuánto se permitirá el paso a los periodistas?

Hasta ahora, los organizadores de los Juegos han prometido que los periodistas tendrán total libertad para trabajar en los Juegos e informar al público sobre lo que sucede en los Juegos.

El comité organizador también prometió que los participantes tendrán acceso ilimitado a Internet en China, donde las principales agencias de noticias occidentales, Google y los sitios de redes sociales como Twitter, YouTube y Facebook están bloqueados por un sistema llamado «Gran cortafuegos». En 2008 se proporcionaron garantías similares. Sin embargo, en los Juegos Olímpicos de Verano de Beijing, los periodistas que asistieron al evento se quejaron del acceso limitado.

¿Cuáles serán las consecuencias del boicot de los representantes occidentales?

Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y otros estados han dicho que no enviarán a sus autoridades a los Juegos Olímpicos. Esto se debió a las acusaciones de violaciones de derechos humanos y las recientes acciones de política exterior del gobierno chino.

Pero finalmente el boicot no afecta a los verdaderos protagonistas, que son los atletas y es poco probable que arruine los Juegos. Para Beijing, sin embargo, no es el mejor contexto.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos