Carreteras y parques infantiles cerrados en Beijing por la contaminación

China, el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, ha aumentado su producción de carbono tras la crisis energética en las cadenas de suministro en los últimos meses, debido a los estrictos objetivos de emisiones y los precios récord de los combustibles fósiles.

El viernes pasado el norte de China estaba rodeado por una densa niebla tóxica y la visibilidad en algunas áreas se redujo a menos de 200 metros, según meteorólogos del país. Los tramos de carreteras a las principales ciudades, incluidas Shanghai, Tianjin y Harbin, se cerraron el viernes debido a la poca visibilidad.

Las autoridades del país han culpado a «las condiciones climáticas desfavorables y la contaminación regional» de la contaminación, y se ordenó a las escuelas de la capital de suspender las clases de educación física y las actividades al aire libre.

Los contaminantes, registrados en una estación de monitoreo en la Embajada de Estados Unidos en Beijing el viernes por la mañana, han alcanzado un nivel descrito como «muy dañino» para la población. El nivel de partículas pequeñas (PM 2.5), que penetra profundamente en los pulmones humanos y causa enfermedades respiratorias, fue de alrededor de 220, muy por encima del límite recomendado por la OMS de 15.

Según los funcionarios de la ciudad, es probable que la niebla de polución persista al menos hasta el sábado por la noche.

A principios de esta semana, China dijo que había aumentado su producción diaria de carbón en más de un millón de toneladas para reducir la escasez de energía, que ha llevado al cierre de plantas en los últimos meses.

Debido a la rápida industrialización, la contaminación del aire en China no es nueva, aunque en los últimos años, dado que las autoridades han priorizado cada vez más la protección ambiental, los casos de alto smog se han vuelto menos comunes.

Beijing se ha comprometido a alcanzar un pico en las emisiones de carbono para 2030 y a reducirlo a cero para 2060.

El miércoles, China respondió a las críticas del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, diciendo que «la acción habla más que las palabras» cuando acusó a Beijing de no mostrar liderazgo en la lucha contra el cambio climático. Pero China tiene alrededor del 60 por ciento de su energía basada en el carbón.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos