China verde, un camino difícil

Solo el aumento en la producción de energía de carbón de China emtre 2019 a 2021 fue casi el doble de la producción total de energía de carbón de la UE. Está claro que China y especialmente su industria depende de la energía a carbón.

A fines de 2020, casi el 40% de la capacidad de energía eólica mundial estaba en China. El país también está muy por delante en energía solar. Al mismo tiempo, China representa más de la mitad de la producción mundial de energía de carbón.

El plan chino de dejar la energía de carbón

Xi Jinping, declaró en su discurso ante la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2020 que China será neutral en carbono para 2060 y las emisiones de China deberían alcanzar su punto máximo antes de 2030. Durante la reunión de la Cop26 en Glasgow, los optimistas señalan que el pico de emisiones puede llegar en 2028 o 2029, y China ya ha presentado planes algo más concretos sobre cómo se pueden reducir las emisiones en el futuro.

Mientras, los pesimistas señalan la falta de agudización de los objetivos en el período previo a la cumbre, el hecho de que Xi Jinping no acudiera a Glasgow y, sobre todo, que las centrales eléctricas de carbón se encenderán como nunca antes.

La apuesta china en energías renovables

Las medidas climáticas tienen mayores posibilidades de ser implementadas si aparecen como política empresarial y fortalecen la autosuficiencia nacional. En el caso de las energías renovables, el objetivo de China a base de ayudas gubernamentales y tecnología occidental fue crear una gran industria de exportación. Donde en 2020, siete de los diez mayores fabricantes de aerogeneradores del mundo eran chinos. También en energía solar, donde los fabricantes chinos dominan los mercados de exportación. Cualquiera sea el motivo, la inversión de China en energía eólica y solar ha hecho una contribución positiva al reducir emisiones y bajar precios.

Pero China todavía depende mucho del carbón.

Crecimiento chino de la energía de carbón

Aproximadamente dos tercios de la producción de electricidad del país son de carbón, en comparación con una cuarta parte en los EE. UU. Y una quinta parte en la UE. Según el grupo de investigación Ember , China representa el 53% de la producción mundial de energía a base de carbón, frente al 44%en 2015.

La producción de electricidad aumentó en un 14% desde el primer semestre de 2019 hasta el mismo período de este año. De este aumento, la energía del carbón representó el 68%. Solo el aumento en la producción de energía de carbón de China de 2019 a 2021 fue casi el doble de la producción total de energía de carbón de la UE.

Pero ese no es el final: un informe del Global Energy Monitor en abril de 2021 muestra que en 2020 China ordenó 38,4 GW de nueva capacidad de energía a carbón, mientras que 8,6 GW se cerraron.

Los precios del carbón y la producción de carbón en China alcanzaron nuevos niveles récord en octubre . Para mantener el crecimiento económico y evitar la escasez de energía que muchas ciudades han experimentado este otoño , es probable que se dejen de lado o se ablanden las nuevas regulaciones destinadas a reducir el consumo de carbón.

Las razones de China sobre sus emisiones

En 1990, los países de la OCDE representaron aproximadamente la mitad de las emisiones globales de CO, mientras que ahora está por debajo de un tercio y la proporción seguirá cayendo. Mientras los datos se reducen, las emisiones de gases de efecto invernadero de China aumentaron. Las emisiones del país son ahora más del doble que las de Estados Unidos.

Los países de renta media, y especialmente China, son, por tanto, la clave para reducir las emisiones en el futuro. Aunque China e India señalan con razón que los países ricos se han enriquecido mediante el uso de energía fósil y representan una parte dominante de las emisiones históricas. Por lo tanto, China se opone firmemente a los planes de la UE sobre aranceles al carbono, que ven como puro proteccionismo. Y es que China es actualmente «la fábrica del mundo».

Las emisiones climáticas se encuentran actualmente un poco más abajo en la lista de prioridades del régimen de Xi, y las medidas para reducirlas deberían proporcionar preferiblemente otros beneficios locales.

Las medidas se agudizarán, pero hay pocos indicios de que irá lo suficientemente rápido como para alcanzar el objetivo de mantener el aumento de temperatura en 1,5 grados.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos