Marruecos en los planes de China

Ning Jizhe, vicepresidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma Nacional de China, firmó el miércoles el plan de cooperación con el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita.

Marruecos también se ha comprometido, con estos acuerdos, a fortalecer la Nueva Ruta de la Seda China y así permitir que el dragón consolide su producción de energía. El plan incluye una empresa conjunta en la industria energética y más inversiones chinas en salud con Sinopharm, en las industrias financiera y agrícola de Marruecos. Además, no olvidemos la presencia de los Institutos Confucio, la principal herramienta a través de la cual China implementa su «poder blando».

Si en el pasado las alianzas firmadas con China tenían como objetivo la explotación de recursos, el caso de Marruecos es particular. Marruecos podría de hecho ser utilizado como un centro de tránsito para permitir que China conecte África subsahariana con Europa. Esto significa que Marruecos puede convertirse en una importante cabeza de puente para China en el Mediterráneo.

A nivel de importación-exportación el comercio entre China y Marruecos al menos en 2019 ascendió a unos 4 mil millones de dólares. Por lo que hay una buena cooperación comercial y también militar entre los dos países. De hecho, Marruecos está construyendo una nueva base de defensa aérea en Sidi Yahya El-Gharb, que se encuentra al noreste de la capital, Rabat, para albergar misiles de superficie de alcance medio. Y Norico (China North Industries Group Corporation Limited) entregó 24 misiles a Marruecos en diciembre de 2017.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos