Desde el corazón de la UmbrellaRevolution

Me siento en la obligación moral de escribir sobre lo que está pasando en Hong Kong estos días. Por muchas razones, pero sobre todo porque me parece un ejemplo para el mundo de civismo, ilusión y perseverancia. Probablemente hayáis escuchado en muchos medios de comunicación lo que sucedió el domingo con la policía antidisturbios, pero el tema va mucho más allá. Miles de personas unidas, de manera totalmente pacífica, respeto absoluto del mobiliario público y ni un solo altercado violento, pidiendo poder votar en 2017. Una ciudad de cerca de 7 millones de personas contra el dragón chino que se sienta en el poder de Beijing. (Todas las fotos las hice en la tarde de ayer, 30 de Septiembre de 2014. Hasta el momento el pico de manifestantes se registró ayer por la noche).

El objetivo de Occuppy Central.

La razón por la que los Hongkoneses llevan acudiendo a las concentraciones incluso acampando desde el sábado en varios puntos de Hong Kong, es el derecho al sufragio universal (one person one vote) para la elección del gobierno de Hong Kong en 2017. Cuando en 1997 Hong Kong pasó de manos británicas a manos chinas, este derecho fue uno de los prometidos por Beijing a futuro. Se ha ido retrasando hasta 2017, y todo apunta a que corre peligro. Lo último que China comunicó es que los Hongkoneses podrían elegir el candidato dentro de un grupo preseleccionado (o shortlist) que por supuesto estaría más cercano a los intereses de China que de Hong Kong.

Como consecuencia el tráfico está cortado en muchos puntos de la ciudad, que muchos asemejan a las imágenes de Vanilla Sky (o abre los ojos en la versión original y por cierto mucho mejor película).  Un extraño silencio inunda las desiertas calles de admiralty, partes de Central y Wanchai.

El simbolismo del paraguas se basa en que es el único arma que se utilizó para defenderse de la policía el domingo, y que debido al clima de HK sirve para protegerse del sol en los días de calor y de los chaparrones como los de anoche.

Porque HK es diferente a China

Este es un tema muy amplio que podemos resumir en que HK:

i) es una ciudad-región capitalista

ii) tiene libertad de prensa y de expresión (cada vez mas coartada pero sin una censura obvia)

iii) tiene una lengua diferente al mandarín, el cantonés (también chino pero bastante bastante distinta al mandarín)

iv) valores sociales y culturales muy distintos a Mainland (y refuerzo e tema de DISTINTOS, no estoy diciendo mejores pero si diferentes)

Todas estas razones y el simple hecho de que la democracia había sido prometida son las que llevan al interés de los Hongkoneses a tener unos líderes locales que trabajen por el bien de la ciudad.

Quién está en el movimiento

Hay varios grupos unidos, la característica común es que en general son muy jóvenes, la mayoría universitarios incluso estudiantes de secundaria. Sin embargo la gran mayoría de la población apoya el movimiento, aun cuando las principales carreteras de la ciudad están cortadas lo cual significa un absoluto caos de transporte. El apoyo de otras capas de la población se acentuó el domingo tras los disturbios con el gas lacrimógeno y el spray pimienta.

Paseando por la manifestación se nota una gran energía e ilusión. Están mucho más organizados de lo que parece, hay grupos de limpieza, de reciclaje, muchísimos puntos de agua, toallas, paraguas, fruta y comida.

Paseando por la manifestación me ofrecen agua, plátanos y toallitas de frío.

Qué va a pasar de hoy en adelante

El objetivo fundamental de la manifestación es hoy y mañana, días festivos que conmemoran el día nacional de China y también del Partido. La manifestación lleva ya muchos días en marcha y está teniendo muchísima repercusión mediática (ex-China, donde algunas redes sociales a las habituales se han censurado y weibo está que arde). Una de las razones por la que este hecho se ve reforzado es que con los problemas de visas que algunos periodistas y medios de comunicación tuvieron en Beijing, se vieron forzados a basarse en HK. Grandes periodistas con gran conocimiento del país con ganas de carnaza.

Y aquí es donde vienen las dos preguntas.

– Qué pasa si Beijing no se baja del burro? Que por otra parte es lo más probable, ya que dar este derecho a HK le puede acarrear un peligroso camino en Mainland. El movimiento busca una negociación con el gobierno de HK, que parece difícil de conseguir. Sin embargo puede que el trasfondo de este problema sea mucho más retorcido y oscuro de lo que pensamos como presenta el siguiente video

– Qué pasa si la gente no se va? Cual será la respuesta de Beijing, que ya parece bastante molesto por la masiva «desobediencia civil»?. La estrategia parece que de momento es el desgaste, que la gente se canse y las manifestaciones pierdan fuerza. En principio todo el peso recae ahora en CY Leung (gobernador de HK) por lo que Beijing parece que queda al margen. Si rueda la cabeza de Leung y se elige nuevo gobernador, por supuesto se ganará tiempo, pero la respuesta quedará lejos de las ambiciones de los Hongkoneses.

Lazos amarillos (símbolo de la petición de democracia) inundan las redes sociales pero también la ciudad en apoyo al movimiento. Hong Kong está preparado para la democracia, pero China claramente no. Y los señores que tienen que decidir lo que va a pasar no son precisamente monjitas de la caridad, pero nadie pensaba que fuéramos a llegar hasta este punto. En mi opinión es una batalla perdida desde el principio, pero es cierto que nada se consigue sin esfuerzo.

Reflexiones, comentarios e ideas son bienvenidas. (en la foto: Animo Hongkoneses)

Maria 曼莉亚

Deja un comentario

Una idea sobre “Desde el corazón de la UmbrellaRevolution”

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos