Occidente no puede desconectarse de China

Muchas empresas occidentales perderán mucho si abandonan el mercado chino. Y es que, si las compañías occidentales están debilitadas, estas finalmente amenazan la posición e influencia global de Occidente.

China se ha convertido en la potencia en innovación

La economía mundial abierta de las últimas décadas permitió una reubicación a gran escala de la producción en China y con ella también la transferencia de tecnología y experiencia. Todo ello ha contribuido en gran medida a que China sea hoy una potencia para la innovación.

Pero China no sigue el modelo democrático de occidente, China entiende su identidad e influencia en el mundo siguiendo sus propias pautas, por lo que la respuesta simple desde muchas partes de occidente es que el desarrollo debe revertirse y la producción debe regresar a casa.

El desafío es que para muchas empresas es casi imposible, incluso con una industria cada vez más automatizada.

China es clave para las empresas

El crecimiento económico y la industrialización de China han proporcionado tres razones principales para la inversión de las empresas occidentales en el mercado chino:

  • Capacidad de producción y extensa red de suministro
  • Enorme mercado de consumo
  • Desarrollo tecnológico

Ningún otro país asiático está listo para hacerse cargo de la producción a escala de alta tecnología de la que estamos hablando aquí y la producción en Occidente es completamente irreal.

Varias empresas occidentales debilitarán significativamente su posición global sin invertir en el mercado chino.

China adelanta a Occidente

China tiene una mentalidad muy particular y diferenciada, y es que anhelan el desarrollo y una mayor prosperidad ante todo. Si China sigue así, pronto puede ser líder en prácticamente todas las tecnologías clave y ya lidera en áreas relevantes para el futuro, como la inteligencia artificial y tecnología móvil.

En la encuesta anual realizada por la Cámara de Comercio Europea en China, la innovación es un tema clave. En 2021, el 72 % de las 585 empresas calificaron a sus competidores chinos como tan innovadores o más innovadores que las empresas europeas, y este porcentaje ha mostrado un aumento constante cada año durante los últimos cinco años.

Occidente está viendo como China está ganando no solo en capacidad de producción, sino también en Innovación.

Occidente VS China

La invasión a Ucrania está acelerando un mundo más polarizado. Estados Unidos y Occidente a un lado y China en otro. Una polarización que no beneficia a nadie.

China se ha beneficiado enormemente de una economía mundial abierta y ahora, desde Pekín, se ven con fuerza para liderar y aumentar su poder e influencia en el mundo, mientras que desde Occidente la mentalidad ha cambiado totalmente respecto a China y es mucho más hostil.

Como conclusión, desde Occidente, más que promover la inviable desconexión y las falsas amenazas al dragón chino, se deberían buscar nuevas formas de potenciar sus empresas y economías, pero sin dejar de lado a China. Buscando cooperaciones estratégicas con el gigante asiático, al mismo tiempo que se sigue apoyando la innovación y acuerdos alternativos con otros países.

Deja un comentario

¿Te interesa China?Únete a Chinalati

Conecta con interesados en China y comparte tus conocimientos